¿Qué es una terapia psicológica?

La psicoterapia es una interacción planificada y basada en un compromiso, cargada de emoción y de confianza entre un profesional acreditado (terapeuta) y una persona que tiene un problema o que quiere mejorar su potencial.

Durante esta interacción, el terapeuta es el facilitador del cambio desde el estado actual al estado deseado por la persona, o la solución del problema.

La intervención se sirve de diferentes técnicas y herramientas eficaces, planificadas para la hacer posible el objetivo del tratamiento, que puede incluir la participación o no familiares u otras personas significativas.

La terapia también es un espacio no sólo para la solución de un problema, también es una oportunidad para el desarrollo y el crecimiento personal.

Saber más

Las tres fases de la terapia

Fase inicial: Supone la evaluación del problema, que implica recoger toda la información relevante para delimitar el problema y el objetivo a conseguir (solución), mediante entrevistas, cuestionarios y tareas para casa.

Fase Intermedia: Una vez definido el problema y los objetivos de la terapia se comienza el tratamiento en sí, donde el terapeuta y la persona pondrán en práctica las estrategias para resolver el problema.

Fase Final:
Comienza cuando se va alcanzando el estado deseado de cambio y se materializan los objetivos en pensamientos, emociones y comportamientos funcionales, que le supongan a la persona el restablecimiento del bienestar o el logro de sus metas. En esta fase de cierre se hace también un seguimiento para revisar si el cambio se ha instaurado y asentado adecuadamente.

El objetivo de la terapia
El objetivo es que el cliente cambie su modo de percibir, elaborar, interpretar y comunicar la realidad, con el fin de dar un paso desde una relación inadecuada o disfuncional con la realidad circundante a una relación funcional consigo mismo, con los otros y con el mundo.