Las terapias psicodinámicas

Tu visión devendrá más clara solamente cuando mires dentro de tu corazón… Aquel que mira afuera, sueña. Quien mira en su interior despierta.

Carl Jung

 

Supone un viaje hacia el interior del consultante, donde el terapeuta es un guía y acompañante, que funciona como un facilitador para la emergencia de la verdadera esencia de la persona (hacer consciente lo que hace y por qué lo hace, logrando así un conocimiento profundo sobre sí mismo y su funcionamiento).

La terapia es un proceso de autodescubrimiento, que en sus avances supone el poder ir integrando todas aquellas partes disociadas de la personalidad, ya sea por deficientes vinculaciones, traumas o déficits que han estancado su desarrollo evolutivo óptimo.

El objetivo es el surgimiento de un sujeto capaz de reflexionar sobre sí mismo y sus procesos, que se conoce, y por tanto, es auténtico, puede tomar decisiones más adecuadas a favor de la promoción del bienestar personal, relacional y vital.

Durante el tratamiento se irán aliviando los síntomas que aquejan a la persona, generando a su vez, aprendizajes y la promoción de capacidades y potenciales para convertirlos en recursos que la persona pueda utilizar cuando sean necesarios.

Supone un cambio estructural y profundo en sus formas de relacionarse con consigo mismo, con los otros y sus entornos. En síntesis ofrece la posibilidad de vivir una experiencia de cambio positivo.

 

La terapia psicoanalítica focal y breve
Es una terapia de objetivos limitados, de corta o no tan corta duración (según la dificultad del caso). A diferencia tratamiento psicoanalítico propiamente dicho, la psicoterapia psicoanalítica focal y breve puede tardar semanas o meses, con un final abierto), pero siempre enmarcada en un tratamiento guiado por unos objetivos limitados.

Parte de la identificación de los conflictos más nucleares y de base de la problemática estructural del paciente, para luego focalizar el trabajo en los aspectos más trascendentales, elegidos según la gravedad o urgencia. Trata aspectos relacionados con un trauma o déficit esencial, que interfiera significativamente con el bienestar actual del consultante (que movilice defensas considerables), conflictos que se re-actualicen en el presente de la persona (compulsión a la repetición).

Su objetivo es producir cambios significativos y profundos en la estructura de personalidad y funcionamiento del individuo que le suponga una mejora considerable de su bienestar e integración personal. De esta manera le permite al mismo tiempo su evolución, la satisfacción de necesidades y metas.

El psicoanálisis relacional
Es una forma de psicoterapia centrada en la relación interpersonal, cuyo principal objetivo es el tratamiento del sufrimiento psicológico, en busca del desbloqueo de las iniciativas, pensamientos, emociones y acciones que le supongan al individuo un desarrollo emocional.

Su entramado teórico y técnico explica la dinámica del funcionamiento intrapsíquico en su ámbito natural y de origen “la intersubjetividad” (que no es más que la amplia red de relaciones en las que se desenvuelve ese individuo).

La idea principal es que las personas están incluidas en una matriz relacional, y por tanto muchos de sus problemas personales obedecen a conflictos relacionales (principalmente con los otros significativos tempranos – padres o figuras vinculares primarias-).

Desde este punto de vista, el conflicto no se localiza en la persona, sino en el tipo de relación interpersonal que se establece entre los participantes de esa relación. El individuo convierte el problema en síntoma, el cual se re-actualizará en el aquí y en el ahora de la relación con el terapeuta, con el objetivo de que juntos resuelvan ese conflicto primario de forma activa y efectiva, para que el sujeto se desbloquee y se genere un bienestar psico -afectivo y social.