¿Cuándo buscar la ayuda del psicólogo?

Se debe buscar la ayuda de este profesional cuando la persona se encuentra sufriendo un malestar emocional que interfiere con el desempeño adecuado de su vida laboral, personal, familiar y social, o simplemente porque quiere mejorar algunas habilidades y conocerse mejor para sacar el máximo provecho a sus potencialidades.

LAS DIFICULTADES

Son las molestias comunes que surgen en la vida cotidiana, como no poder encender el coche o no encontrar las llaves de casa, pero que en realidad no suponen ningún problema.

> No es necesario consultar

LOS TRASTORNOS

Son las dificultades reiteradas de intentos fallidos de superar las molestias persistentes. Dificultades como el encontrarse siempre de bajo ánimo, sentirse inferior a los demás, tener siempre el mismo tipo de relación con los otros que nos hace sentir incómodos, y que por más que lo intentamos, no logramos solucionar.

> Es necesario consultar

LAS SOLUCIONES

Son los cambios de comportamiento, de percepciones y de pensamientos que eliminan el problema. En la terapia, el terapeuta junto con el cliente construyen las soluciones y determinan lo que hay que modificar y poner en práctica para superar los intentos fallidos que hasta ahora ha realizado.

“ El terapeuta pone los medios para alcanzar los fines (generar el cambio) y el cliente ha de actuar según lo acordado”.