Bullying (o acoso escolar)

Supone cualquier forma de maltrato tanto físico como psicológico por parte de los compañeros del colegio a la persona afectada, que está sometida a una violencia constante. El afecto se queda prisionero de la dominación, sintiéndose incapaz de poner fin a la situación, lo que genera una serie de secuelas psicológicas, que en casos extremos pueden llevar al suicidio como vía de escape.